Archivos diarios: enero 3, 2013

Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

No voy a ser tan cursi como para empezar este blog con unas peticiones de Paz y Amor Universal. Tampoco tan idiota como para enumerar las “necesidades” que tengo. La noche del 5 de Enero pasaréis por nuestra casa y seguro que aunque innecesario, me dejaréis algo bonito que ponerme, que escuchar, que ver o que leer. Eso seguro. Y ni si quiera os pido que no lo hagáis, que lo mío se lo llevéis a los que no van a recibir nada ese día.

Sólo quiero ordenar y expresar todo lo que pasa dentro de mí estos días.

El 2012 ha sido un año muy duro para millones de personas en todo el mundo. Y no sólo para los de siempre: para los niños africanos que se mueren de hambre, para los sudamericanos que tienen que trabajar desde los 4 años para mantener la economía familiar, para las PSH (Personas Sin Hogar) de las grandes ciudades, para los sin papeles que huyen de sus países y se encuentran con que aquí son ilegales, que ya no son gratos porque los trabajos basura que antes les dábamos los tenemos que hacer nosotros… Ya no son sólo ellos, los de siempre.

La situación de pobreza y desigualdad se expande como una mancha de aceite sobre un mantel de papel. Va rápido y hace menos ruido del que debería.

Sus majestades saben que la solución no es algo divino, es humano. Esta desigualdad la creamos nosotros, entre todos. Al fin y al cabo, para que unos vivamos muy bien, muchos tienen que vivir muy mal. Si lo pensáis, hay recursos para que todos vivamos bien pero eso si, si los compartimos. No vale comerse la mitad de la tarta tú sólo sabiendo que la otra mitad es para tus otros 5 hermanos.

Queridos Reyes, dejarnos a todos esos que no compartimos todo lo que tendríamos que compartir: un poquito de sensibilidad, de realidad, de compromiso con los que menos tienen, de búsqueda, de lucha por la justicia, de ayuda al débil, de liberar a los oprimidos. Regalarnos agradecimiento por todo lo que tenemos (por mucho que nos queramos auto-convencer, no nos lo merecemos, simplemente nos ha tocado vivir aquí) y responsabilidad para “devolver gratis lo que gratis hemos recibido”.

Hasta el año que viene, gracias por todo.

A %d blogueros les gusta esto: