20-D Votar en conciencia y con coherencia


12346557_997687403625740_7398140409179688539_n

No pretendo (tonto sería porque no lo conseguiría) influenciar a nadie. Ni convencer. Ni hacer propaganda a pocas horas de comenzar la jornada de reflexión. Sólo quiero reflexionar en voz alta, y eso se traduce en hundir las teclas de mi ordenador.

Tampoco voy a descalificar a nadie. Estoy muy cansado de la campaña electoral que han planteado los grandes partidos. A mí me han aportado poco, por cierto. No veo renovación en el PP ni el PSOE. Observo lo de siempre, ahora disfrazado de nuevas caras, de originales vídeos, de nuevos formatos de debate, de hastags… Lo nuevo viene pisando con fuerza, metiendo susto a los de siempre y eso me alegra. Pero confieso que, aunque he tenido buena predisposición, no han logrado convencerme. Casi prefería al Podemos varufakiano con el ceño fruncido, puños en alto y cantando a Lluís Llach. No tenían mi voto pero comprendía más ese cabreo contra el sistema que no ese movimiento hacia el centro, hacia la sonrisa, ese deseo de ser la nueva socialdemocracia española. Ciudadanos tiene estilo, un look casi impecable, un líder que aunque no ha sido tan brillante en los momentos más clave de la campaña (los debates) transmite centralidad, claridad, frescura y liderazgo. Me encantaría que fuera el nuevo Adolfo pero tiene el programa más neoliberal de los partidos que quieren gobernar. Y eso no me gusta, me asusta que siempre las soluciones para salir de una crisis pasen por adelgazar lo público y engordar lo privado. Así que pese a tener mi admiración (habéis hecho un favor a esta Democracia apretando a los de siempre y dejándoles claro que o espabilan y nos hacen más caso o les mandáis al banquillo) y por ello os doy las gracias, no contáis con mi voto el domingo.

Con mi voto cuenta Por Un Mundo Más Justo (PUM+J). Es el partido que de verdad apuesta por Los Nadies  (de Galeano). Son personas que de verdad creen que otro mundo es posible y que la política es una herramienta al servicio de la gente y en concreto, es una herramienta para llevar justicia a donde no la hay.

No se les llena la boca con frases hechas que quedan bien. Es gente que lleva ya muchos años trabajando y peleando por un mundo más justo. No sólo lo dicen. Lo hacen. No usan las injusticias y la desesperanza para ganar votos sino que ahora expresan en un programa electoral lo que llevan haciendo muchos años. No es demagogia ni populismo porque precisamente tienen un mensaje tan puro y limpio, tan coherente con sus vidas, tan humilde y discreto que no salen en los medios, que no son carnaza para los shows políticos que están tan de moda.

A esta gente no les has visto detrás de los atriles en los grandes debates, cierto. Eso quizás te haga dudar de su consistencia, de su credibilidad. Pero es que a esta gente sí que les ves en La Cañada Real, en los CIES (pero no haciéndose la foto sino acompañando semana tras semana a las personas encerradas allí dentro), les ves trabajando en ONGs de educación, promoviendo un consumo responsable. Les ves haciendo voluntariado en el Sur con los empobrecidos, haciendo proyectos de cooperación al desarrollo, les ves parando un desahucio injusto, recitando poemas de Casaldáliga, les escuchas en un concierto solidario cantando “Dale la vuelta”, te los encuentras en las manifestaciones de las mareas, les ves denunciando la vulneración de derechos humanos en la asquerosa valla de Melilla, acogiendo a familias refugiadas sirias… Les ves dándose a los demás. Y eso sí que es consistente, eso sí que es creíble.

Lo que dicen no son eslóganes, expresan su forma de vivir.

No quiero caer en la trampa del miedo y la desesperanza, no quiero que me hagan creer que votarles es naif o inútil.

Yo sueño, me formo y trabajo para poner un poco de esperanza en este mundo con tantas injusticias que provocan tanto sufrimiento. Y voy a votar en conciencia y con coherencia este domingo cogiendo la papeleta de Por Un Mundo Más Justo.

Hace 3 años conocí a Miguel Ángel Vázquez (candidato a la Presidencia del Gobierno por PUM+J) y tomándome un cerveza con él en un bar de Chamberí me convenció cuando me dijo de una manera sincera, sencilla y apasionada: “Álvaro, yo quiero poder contarle a nuestros hijos que luché por dejarles un mundo más justo del que tuvimos nosotros.”

Y ahora, mirando al pequeño Mateo que acaba de llegar a este mundo roto e injusto, escribo convencido que una manera de dejarles a nuestros hijos un mundo mejor es votar esperanza, es votar a Los Nadies, es votar Por Un Mundo Más Justo.

Anuncios

Un pensamiento en “20-D Votar en conciencia y con coherencia

  1. Eres un grande amigo… me encantaría que pactaran con vosotros para llegar al gobierno y os dieran el ministerio de asuntos sociales! Desde luego que tenemos que hacer un mundo más justo y sobretodo sembrar esa necesidad en los corazones de todos los españoles.

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: