Cuaresma


Ayunar, Señor, para esperarte. Para vivir en Comunión con los que verdaderamente pasan hambre. Ayunar para aprender a prescindir y experimentar que pese al esfuerzo, uno se libera cuando vacía el macuto y se queda solo con lo necesario.

Orar, Señor, para alimentarme. Oro para conocer más a quien sigo. Oro para peregrinar Contigo en el camino de la Vida. Oro para dar sentido, ¿por qué voy a ayunar y dar limosna sino es por Tí?

Dar limosna, Señor, para compartir lo que nos ha tocado tener con los que no tuvieron tanta suerte, o incluso sí que la tuvieron pero se la arrebatamos entre unos pocos. ¿No se supone que el ser hijos tuyos nos hace a todos hermanos? Entonces, ¿por qué tantos hermanos tienen tan poco y tan pocos hermanos tenemos tanto?

375842_priroda_pustynya_barxany_dyuny_solnce_muzhchina_pu_2288x1712_(www.GdeFon.ru)

Anuncios

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: